Tiempo de lectura: 10 minutos

Qué es un ETF

ETF son las siglas de exchange-traded funds. Un ETF es un fondo cotizado.

¿Esto qué significa?

Pues, esencialmente, que son instituciones de inversión colectiva, al igual que los fondos de inversión.

Un ETF está compuesto por participaciones como ocurre con los fondos de inversión y estas participaciones se invierten en un conjunto muy diversificado de activos.

Son un producto financiero híbrido entre acciones y fondos de inversión.

Pero presentan una particularidad y es que cotizan en la bolsa de valores (como ocurre con las acciones).

Por tanto, son un producto financiero híbrido entre acciones y fondos de inversión.

Aunque, a pesar de ser una mezcla de ambos, los ETF son considerados fondos de inversión.

La característica diferencial es que se invierten en tiempo real, como ocurre con las acciones, por lo que tienen una liquidez y transparencia inmediata.

Esto contrasta de manera importante con los fondos de inversión, cuya valor diario (valor liquidativo) no se llega a conocer hasta varios días después.

¿Es interesante invertir en fondos de inversión?

Como institución de inversión colectiva que son, al igual que los fondos de inversión, disponen de una entidad depositaria y otra entidad gestora.

Normalmente, replican a un índice de mercado, similar a como lo hacen los fondos indexados.

Con el paso del tiempo han ido surgiendo algunas opciones de ETF de gestión activa, los cuales no siguen la evolución de ningún índice tal cual y es el equipo gestor del ETF el que decide la composición y ponderación de los activos de su cartera. 

Los ETF surgieron para cubrir el hueco existente que dejan los fondos de inversión en cuanto a que no es posible invertir y operar con ellos con la rapidez e inmediatez de un activo que cotiza en tiempo real, y sobre el que se puede operar a lo largo de la sesión abierta de mercado. 

Los ETF son, en definitiva, similares a un fondo indexado, por cuanto siguen a un índice o cesta de activos al cual replican.

Lo más usual es que repliquen a algún índice de renta variable como el Ibex-35, el S&P-500 o bien, tomen como referencia algún índice de renta fija.

ETF en España

En España, comenzaron a comercializarse en 2006, en concreto fueron 3 ETF referenciados al Ibex 35. 

Esto fue bastantes años después de crearse el primer ETF en el mundo, allá por los inicios de la década de los años noventa.

Desde entonces, poco ha poco ha ido creciendo el patrimonio invertido en ellos, así como el número de ETF disponibles o la variedad de activos o índices donde invierten.

Características de los ETF

A continuación, quiero comentarte algunas características importantes de los ETF. Como verás tienen algunas ventajas e inconvenientes importantes que debes valorar a la hora de elegirlos como alternativa de inversión

Verás que algunas son comunes a los fondos de inversion

1# Son sencillos

En gran parte de casos, los ETF funcionan como un fondo de inversión indexado, en cuanto que replican la evolución de un índice.

Una vez seleccionado el mismo, no necesitas poseer conocimientos financieros muy amplios, puesto que se limita a seguir dicho índice.

Es un buena manera de poder invertir en un determinado índice sin necesidad de tener que comprar un buen número de activos.

Eso sí, a pesar de que no se trate de un producto en exceso complejo, es conveniente poseer algunos de conocimientos financieros para invertir en ellos.

2# Diversificados

Al igual que los fondos de inversión, los ETF invierten en una cesta de activos que pueden ser de lo más variados, desde materias primas, índices de renta variable, renta fija, etc. 

Esta diversificación no solo la puedes encontrar en cuanto a tipos de activos, también respecto a mercados geográficos, estilos de inversión, gestoras, etc.

Esta diversificación hace que el riesgo global de la cartera pueda ser inferior e invertir en un índice o mercado sin necesidad de comprar cada uno de los valores que lo componen. 

La existencia de esta amplia variedad de posibilidades de inversión favorece que estos productos puedan adaptarse según los clientes.

3# Cuidado con las comisiones

Más adelante, en este post, repaso las comisiones y gastos que, normalmente asumimirás contratando un ETF.

Este aspecto de las comisiones conviene vigilarlo muy de cerca.

Es posible que encuentres muchos ETF con comisiones de gestión inferiores a gran parte de los fondos de inversión tradicionales, pero debes tener presente la existencia, generalmente, de otras comisiones habituales en los ETF, como son la comisión de compraventa, que pagarías al intermediario con el que contrates este producto, o la comisión de custodia. 

4# Pueden distribuir dividendos

Muchos ETF distribuyen dividendos, por lo que pueden ser un vehículo ideal de ahorro y búsqueda de rentabilidad, en especial, para aquellos perfiles de inversores que buscan ingresos recurrentes.

5# Riesgos y seguridad

Los ETF no son productos garantizados.

Debes tener muy presente esta característica si vas a invertir en ellos.

Más adelante, he querido dedicar un apartado específico a los riesgos que presentan estos productos.

6# Transparencia

A lo largo de la sesión de mercado, se va conociendo la evolución de la cotización del ETF, lo cual, facilita la toma de decisión a la hora de comprar o vender.

Esto se contrapone a lo que ocurre con los fondos de inversión, en los cuales, solo es conocido el valor liquidativo al cierre del mercado, y con varios días de retraso.

7# Liquidez 

El hecho de que coticen en el mercado a tiempo real les confiere una alta liquidez, similar a como ocurre con las acciones de bolsa. 

Existen agentes especialistas en el mercado destinados a proporcionar liquidez a estos productos. aunque se podría dar el caso, que en episodios de muy alta liquidez no tengan la obligación de actuar estos agentes, por lo que podrían presentar los ETF algún problema por puntual de liquidez.

8# Inmediatez

Cualquier orden de compra-venta de participaciones se liquidará en el mercado de manera inmediata. 

Por tanto, no sólo son productos de alta liquidez.

9# Accesibilidad

Al igual que muchos fondos de inversión, la inmensa mayoría de ETF disponen de una IMI (inversión mínima inicial) reducida, lo que hace que estén al alcance de casi cualquier bolsillo.

10# Amplia variedad 

El mercado de los ETF se ha ido desarrollando con el paso del tiempo y hoy día existe una amplia variedad de tipologías de ETF, con diversas características, a los que puedes acceder.

Puedes seleccionarlos según criterios geográficas, según gestoras, sobre activos en los que invierte (materias primas, renta variable, renta fija, ), etc.

Diferencias entre ETF y los fondos de inversión y las acciones

Si estás contemplando estos ETF como alternativa de inversión es importante que conozcas las diferencias que presentan respecto tanto a los fondos de inversión como a las acciones de bolsa.

Diferencias entre los fondos de inversión y los ETF

La diferencia fundamental entre ETF y FI reside en su operativa.

Como te explicaba antes, los ETF cotizan en el mercado bursátil en tiempo real, lo que les confiere una mayor operatividad.

Puedes comprar y vender un ETF durante toda la sesión bursátil, como ocurre con las acciones. Mientras que en el caso de los fondos de inversión, se opera tan solo una vez al día, a final de la sesión se ejecutan y contabilizan todas las ordenes de suscripción o reembolso.

También, otra diferencia muy importante de los ETF respecto a los fondos de inversión es que los ETF tienen mayor transparencia en cuanto a la evolución de su valoración. 

Respecto a la composición de su cartera, en todo momento conoces su cartera y su valoración. En el caso de los fondos de inversión no conocerás de manera actualizada y al día esta información.

Otra diferencia, es la rapidez en conocer la información de tu operación, pues en el caso de los ETF conoces en tiempo real el valor de tu inversión. En cambio, en el caso de los fondos de inversión, hasta que no se publique el valor liquidativo del fondo no conocerás el valor de la misma. Y normalmente, este valor lo conoces en D+2 o D+3, lo cual quiere decir que el valor hoy de tu fondo lo conocerás dentro de 2 o 3 días, no antes.

Diferencia entre los ETF y las acciones

Una de las principales diferencia entre los ETF y las acciones reside en que la acción que compres y vendas será de una compañía o unas pocas de ellas si logras constituir una cartera.

En cambio, al comprar y vender un ETF lo estas haciendo sobre una cartera de activos u acciones. En muchos casos será de todo un índice, por tanto, el riesgo asumido en el caso de los ETF será menor debido a esa diversificación.

Qué riesgos tiene un ETF

Los ETF como instituciones inversión colectiva, formados por una cartera de activos, no están exentos de riesgo. 

Y de hecho, como antes te comentaba, a día de hoy no existen ETF que garanticen la totalidad de tu inversión.

Más recientemente, ha surgido una variedad de ETF que permiten limitar las pérdidas (aunque no en su totalidad). Pero éstos también presentan inconvenientes, como los es que también limitan las ganancias, o bien, que sus comisiones son más altas.

Pero si nos centramos en la gran mayoría de ETF que a día de hoy puedes contratar, no presentarán ninguna garantía sobre tu capital invertido.

Por tanto, asumirás determinados riesgos, como son los siguientes:

Riesgo de mercado

El riesgo que presentan será, principalmente, el de la cartera de activos que lo componen y del mercado donde se negocien los mismos. 

Esto es lo que conocemos como riesgo de mercado.

Con esto debemos tener presente que su riesgo será menor al de las acciones y similar al que podría tener un fondo de inversión.

Riesgo de tipo de cambio

Este tipo de riesgo está presente en todos aquellos ETF que invierten en moneda distinta del euro.

No es más que el riesgo adicional asumido por la fluctuación en la cotización de la moneda en que invierte el ETF.

Riesgo de liquidez

También los ETF pueden presentar riesgo de liquidez, que al igual que en el caso anterior, será según la liquidez de los activos donde invierta.

Riesgo de crédito

Algunos tipos de ETF pueden presentar riesgo de crédito, que no es más que el riesgo que asume el inversor de que el emisor de los activos no pueda hacer frente a sus obligaciones de pago. Esto ocurre en aquellos ETF que utilizan OTC, derivados, etc.

Fiscalidad de los ETF

El aspecto fiscal más importante que te resaltaría sobre los ETF es que no gozan de la ventaja de diferimiento fiscal por traspasos que presentan los fondos de inversión tradicionales. 

Por tanto, en caso de que contrates un ETF y desees traspasarlo a otro ETF, tendrás que tributar, obligatoriamente, vendiendo participaciones tal y como ocurre en el caso de las acciones de bolsa

En este aspecto, los grandes beneficiados son los fondos indexados, los cuales son similares a los ETF en cuanto que siguen la evolución de un índice de referencia, pero los traspasos están exentos de tributar y sus comisiones son bajas.

Eso sí, no disfrutan de la transparencia en cuanto al seguimiento de su valoración que sí tienen los ETF.

El régimen fiscal que se les aplica a los ETF es el mismo que se aplica a las acciones. Esto significa que se calcula la ganancia o perdida patrimonial experimentada entre el valor de adquisición y el valor de venta. no generándose la obligación de tributar hasta que no se vendan las participaciones del ETF.

Comisiones y gastos

Los ETF tienen comisiones, como muchos otros productos financieros. 

A diferencia de algunos fondos de inversión tradicionales los ETF no tienen ni comisiones de suscripción ni de reembolso.

Pero si asumen las siguientes comisiones y gastos:

Comisión de gestión

En cuanto a la comisión de gestión suele ser inferior a la de los fondos tradicionales.

Y similar a la de los fondos indexados.

Como la mayoría de los ETF son de gestión pasiva y se basan en replicar la evolución de un índice, normalmente, sus comisiones son más bajas.

Gastos de compra y venta

los ETF generan una serie de gastos tanto en el momento de comprar sus participaciones como en el de venderlas.

Estos gastos los cobra el intermediario o bróker, a través de quién se tramita la orden al mercado, igual que ocurre en el caso de la compraventa de acciones.

Comisiones de custodia

Otra de las comisiones que es posible que te cobren es la de custodia de las participaciones

ETF apalancados e inversos

Por último, dentro de este post dedicado a que conozcas de manera breve lo que son los ETF, quiero resaltarte, por su relevancia, una tipología de ETF que es común que puedas encontrarte.

Es importante que los conozcas para que puedas reconocerlos y saber las implicaciones que pueden tener para tu inversión si optas por contratar un tipo de estos.

ETF apalancados

Los ETF apalancados son un tipo de ETF que replican la evolución de un índice o activo, pero multiplicado por un factor.

Normalmente, encontrarás dentro de la nomenclatura del ETF la referencia 2X, 3X, … o bien, la palabra “doble” , ” triple”,… 

Esto hace referencia a las veces que se multiplica la rentabilidad del ETF.

Todo esto se consigue invirtiendo a través de derivados.

Así, por ejemplo, un ETF que sea 3X significa que la rentabilidad del día que haya experimentado el índice de referencia , la multiplica por 3.

Por esto, es importante que conozcas la existencia de este tipo de ETF.

Este apalancamiento es un arma de doble filo y debes conocer de antemano el riesgo de este efecto, dentro de la evolución de tu inversión.

ETF inversos

Los ETF inversos buscan la obtención de rentabilidad apostando a que el índice al que se referencia, baje.

Se contraponen a los ETF directos, que suelen ser la mayoría, los cuales te proporcionan rentabilidad si el índice al que replican sube, y te darán una rentabilidad negativa si el índice baja.

Los ETF inversos te proporcionarán rentabilidad positiva si el índice al que se referencian baja, y viceversa.

Conclusión

En este post he querido mostrarte, muy resumidamente, los aspectos más importantes de los ETF.

Mi objetivo es que conozcas un producto de inversión que tienes a tu alcance y que puedes utilizar en tus inversiones.

Quiero que conozcas sus características y aspectos más importantes para que determines si puede ser una opción válida de inversión para tu dinero.

Como siempre, mi deseo es informarte y proporcionarte algún conocimiento para que gestiones mejor tu dinero, pero no te realizo ninguna recomendación concreta de inversión.

Ten muy presente que los ETF son un producto complejo y es muy importante que antes que tomes la determinación de realizar una inversión concreta, analices bien la información que te proporcionen.

Además, ten muy presente en los casos de los ETF inversos y apalancados los riesgos en los que puedes incurrir.

Este blog y su contenido gira entorno a conceptos de finanzas personales, ahorro e inversión. Proporcionamos herramientas y consejos útiles para que mejores tu economía personal y logres alcanzar la calidad de vida que desees. No realizamos asesoramiento, ni recomendaciones concretas de contratación de productos, ni de realizar una inversión determinada. Los contenidos compartidos en este blog «mejoratueconomia.com» son meramente informativos. Lo hacemos con el objetivo de fomentar la educación financiera. Mejoratueconomia.com no asume ninguna responsabilidad por las decisiones tomadas sobre la base del contenido disponible en este sitio web.

Estos artículos también te pueden interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.