Invierte

¿Qué debes tener en cuenta para elegir el mejor fondo de inversión?

Como elegir un fondo de inversión
Tiempo de lectura: 9 minutos

Actualmente, son la alternativa más popular para rentabilizar tus ahorros. No hay más que acercarse a una oficina bancaria o navegar por una web de finanzas, para toparse con este tipo de productos financieros. Pero, una vez que hemos decidido contratar un fondo de inversión, ¿cómo elegir el más adecuado a nuestros intereses?. ¿Qué aspectos son los más relevantes a la hora de decidirnos por uno?. Conocer su rentabilidad, su nivel de riesgo y una serie de indicadores técnicos, así como si incorporan alguna garantía o adoptan criterios socialmente responsables, son variables que te ayudarán a elegir el fondo de inversión más idóneo para que logres alcanzar tus objetivos financieros.

“Actuar es en esencia elegir y elegir consiste en conjugar adecuadamente conocimiento, imaginación y decisión en el campo de lo posible.”

Lucio Anneo Seneca

¿Es el producto que realmente estás buscando?

Lo primero de todo, como explicamos en el artículo ¿Cuáles son los riesgos de un fondo de inversión? los fondos de inversión no son un producto exento de riesgo.

Es prioritario conocer si este producto se ajusta a nuestras expectativas y objetivos financieros. Y también, a nuestro perfil de riesgo y al horizonte de inversión que manejamos. 

Una vez que tenemos esto claro, y nos hayamos decidido por contratar un fondo de inversión, ¿Cuáles son las características y variables fundamentales que debemos tener en cuenta para elegir el fondo de inversión más idóneo?.

Ventajas de los fondos de inversión

¿En qué debemos fijarnos para decidirnos por un fondo de inversión u otro?

A continuación, repasaremos los principales factores que debemos tener en cuenta para elegir un fondo de inversión. Evidentemente, según sea nuestro perfil inversor, daremos más relevancia a unos u otros.

1. Rentabilidad 

Uno de los factores más importantes al analizar un fondo de inversión es el de la rentabilidad.

Quizás, éste sea el aspecto que llame más la atención al inversor. La rentabilidad, nos indica cuánto se ha revalorizado el fondo de inversión en un periodo de tiempo concreto.

Normalmente, se toma la referencia de la rentabilidad actual que el fondo está generando en el año en curso y en los últimos 12 meses.

Pero fijarse en los últimos datos de rentabilidad del fondo y tomar una decisión de invertir en él o no, sólo por lo que nos indique este dato sería un error y una decisión propia de un inversor novel.

Por esto, es necesario tener en cuenta siempre la rentabilidad histórica del fondo. Lo más habitual es tomar la rentabilidad a 3 y 5 años, e incluso, a 10 años. Este dato es más consistente que el de la rentabilidad actual, al ser la media de un período razonable de tiempo.

Pero se podría dar el caso, que aunque el valor medio de rentabilidad sea atractivo, ésta haya sido conseguida al principio del período y en la actualidad no sea así, o viceversa. Lo ideal es siempre complementar ambos datos de rentabilidad actual e histórica.

como elegir un fondo de inversión

Es preciso indicar que la rentabilidad histórica por sí, aunque sea indicativa de la consistencia a lo largo del tiempo de la gestión del fondo, debe compararse siempre con un índice de referencia, lo que denominamos benchmark.

Hay que analizar si la rentabilidad del fondo ha logrado batir de manera consistente en el tiempo a ese índice de referencia. También debe compararse con la media de rentabilidad de los fondos de su misma categoría.

La diferencia entre la rentabilidad del fondo de inversión y la rentabilidad del índice de referencia nos aporta una información cualitativa respecto a la gestión del fondo y el buen hacer de su equipo de gestores.

2. Composición de la cartera

Un fondo de inversión, es un instrumento financiero cuyo patrimonio está invertido en una cesta diversificada de activos (bonos, acciones, derivados, divisas,…), por lo que cobra especial importancia la composición de esta cartera y los porcentajes que pueda tener de cada activo.

En virtud de dicha composición, se establece una clasificación de los fondos de inversión en diferentes categorías. INVERCO: clasificación de los fondos de inversión

3. Tamaño del fondo (patrimonio y número de partícipes)

En los últimos años, el constante crecimiento que han experimentado los fondos de inversión, ha hecho que prolifere el número de fondos disponibles en el mercado.

Patrimonio

Pero además, se ha incrementado el número de megafondos que han aglutinado parte de esas entradas de capital. 

Es muy significativo, tener en cuenta estos datos de tamaño del fondo.

A priori, un fondo de inversión con un patrimonio pequeño, hace que su gestión sea más flexible, teniendo la posibilidad de hacer y deshacer posiciones con mayor rapidez.

Lo normal, es que en estos casos se asuman mayores costes fijos y tengan menor liquidez que un fondo de mayor tamaño. Aquí, lo interesante, es analizar la liquidez de los activos donde invierte el fondo. Aunque esto podría restar algo de importancia a que presente mayor o menor volumen de patrimonio.

Número de partícipes

De menos relevancia que los anteriores, podemos fijarnos también, en el número de partícipes con que cuenta el fondo.

Cuanto mayor sea este número, más repartido estará su patrimonio y, teóricamente, más difícil será que afecte la salida de partícipes a la evolución y rentabilidad del fondo. 

4. Riesgo

Como indicamos al principio de este post, el riesgo es un tema esencial a la hora de elegir un determinado fondo de inversión ya que podemos encontrarnos desde fondos de riesgo muy bajo a fondos de riesgo extremo.

Por tanto, el fondo de inversión que finalmente seleccionemos debe ir alineado a nuestro perfil de riesgo si no queremos tener algún sobresalto desagradable. 

Este riesgo se mide normalmente a través de la volatilidad.

Ésta es una medida que nos indica la capacidad de fluctuación que tiene el precio de un activo o, en este caso, el valor de un fondo de inversión respecto a su media histórica. 

La beta de un fondo de inversión

Esta volatilidad se mide a través de la beta, que nos indica cómo varía la rentabilidad del fondo si lo comparamos con la evolución del índice de referencia.

Es una medida de la sensibilidad del fondo a los movimientos del mercado.

La beta del mercado es 1. Si el valor de beta del fondo en cuestión es superior a 1 significa que es más sensible nuestro fondo respecto a lo que haga el mercado.

Por ejemplo, si el mercado sube y los hace en un 15% y nuestra beta es superior a 1, nuestro fondo subirá más que el mercado. En un movimiento de bajada de mercado, significa que el fondo baja más que el mercado. y viceversa

Debido a la importancia de esta variable y como medida encaminada a velar por la transparencia y protección de los intereses de los inversores, la CNMV obliga a incluir un indicador del riesgo que se estaría asumiendo con la inversión en un fondo.

Se trata de una escala entre 1 y 7, siendo 1 para el perfil de muy bajo y creciente en riesgo hasta el nivel 7 (muy alto riesgo). Este indicador de riesgo se realiza en función del valor de su volatilidad histórica. ¿Cuáles son los riesgos de los fondos de inversión?

Son la alternativa más popular para rentabilizar nuestros ahorros.  Pero, ¿conoces que aspectos debes tener en cuenta para elegir el fondo de inversión más adecuado a tus intereses?

5. Comisiones y gastos

Las comisiones también son un factor a considerar en el momento de elección de un fondo de inversión. El porcentaje de éstas reduce la rentabilidad final de nuestra inversión. Comisión de gestión, de depósito, de éxito, de suscripción y de reembolso son las principales.

Comisión de depósito:

Porcentaje que se cobra sobre el patrimonio del fondo por la administración y custodia de los activos. 

Comisión de gestión:

Porcentaje que se cobra por la gestión de los activos. Puede establecerse en función del patrimonio, de los resultados obtenidos por el fondo o de ambas variables. 

Comisión de suscripción/reembolso:

Porcentaje que cobra la sociedad gestora del fondo de inversión cuando el cliente quiere comprar o vender los activos fuera de las fechas establecidas. 

Es frecuente encontrar que fondos de inversión que aplican comisión de reembolso, dispongan de ventanas de liquidez periódicas.

Estas ventanas son un periodo de varios días en los que se exime de aplicar dicha comisión. Por tanto, es posible reembolsar alguna cantidad sin asumir dicha comisión

6. ¿Se trata de un fondo de inversión garantizado?

Conocer si el fondo de inversión incorpora algún tipo de garantía es una característica esencial para aquellos ahorradores más conservadores.

Recordemos que los fondos de inversión garantizados son aquellos que incorporan el compromiso de que en una determinada fecha (la del vencimiento de la garantía) se recupere total o parcialmente el capital invertido, y en algunos casos, con una rentabilidad cierta y asegurada también. 

7. Indicadores técnicos 

Si tienes intención de buscar un buen fondo en el que obtener algo de rentabilidad a tu capital, te aconsejamos que leas con atención este apartado.

Existen una serie de indicadores que nos complementarán la visión y análisis de cualquier fondo y contribuirán a que podamos tomar una decisión más acertada.

Para hacerlo más práctico nos vamos a limitar a aproximarnos a qué información nos proporciona cada indicador y cómo interpretar su valor.

DESVIACIÓN TÍPICA O ESTÁNDAR

Este indicador nos ofrece información sobre la volatilidad del fondo.

Pero, ¿qué es la volatilidad? Es la variación que experimenta la rentabilidad de un activo respecto a su valor medio en un periodo de tiempo.

Nos da una indicación del riesgo del fondo y de la fluctuación que puede experimentar en su valor, tanto al alza como a la baja. Si el valor de este indicador es alto, significa que la volatilidad y por tanto el riesgo del fondo, es alto. Y viceversa.

Que riesgos tiene un fondo de inversión

RATIO DE SHARPE 

Mide el exceso de rendimiento por unidad de riesgo de una inversión.

Nos permite valorar la calidad de un fondo de inversión, comparándolo con los fondos de su mismo tipo.

Cuanto mayor es su valor mejor es la rentabilidad del fondo en relación a la cantidad de riesgo que se ha tomado en la inversión. Nos permite obtener mayor retorno por el riesgo asumido. 

RATIO DE TREYNOR

Mide el diferencial de rentabilidad que obtiene un fondo sobre el activo libre de riesgo por unidad de riesgo.

Como activo libre de riesgo, se suele utilizar la referencia de un bono del Estado, los más habituales son el Bund Alemán o el bono del Tesoro Americano.

ALFA DE JENSEN

Mide la habilidad de un gestor para obtener rentabilidades por encima del índice bursátil de referencia ajustadas por el riesgo.

Compara un fondo o cartera con un benchmark para la misma cantidad de riesgo, y no se tiene en cuenta la diversificación de la cartera.

Su aportación es determinar si el gestor aporta valor añadido respecto a invertir directamente en el mercado mediante fondos indexados.

TRACKING ERROR

Mide la diferencia de rentabilidad entre una determinada cartera o fondo y su índice de referencia o benchmark para un periodo de tiempo determinado.

Esta ratio es usada, principalmente, para comparar fondos indexados frente a su índice bursátil de referencia.

RATIO DE INFORMACIÓN

Mide la evaluación de la calidad de la gestión o performance de una cartera de valores y se define como el exceso de rentabilidad de la cartera analizada sobre la cartera de referencia por el riesgo soportado en la inversión.

MÁXIMA PÉRDIDA DIARIA Y MÁXIMA RENTABILIDAD DIARIA

También es muy frecuente encontrar el dato de máxima pérdida diaria y el de máxima rentabilidad diaria, con los que poder hacernos una idea histórica del máximo nivel alcanzado por el fondo.

aspectos a tener en cuenta para elegir el fondo de inversión mas adecuado

Criterios ESG (Environmental, social and governance)

Cada día, se viene demandando más a la hora de seleccionar inversiones, que éstas se realicen bajo criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno corporativo, es decir, que sea inversiones socialmente responsables (ISR) y que trasciendan más allá de los aspectos puramente financieros.

Esta es una tendencia que se ha implantado con fuerza y ha llegado para quedarse.

Año tras año, se está incrementando el volumen de inversiones ESG, algo de lo que no es ajeno el mundo de los fondos de inversión.

Las Gestoras de fondos vienen incorporando estos criterios de sostenibilidad con el fin de generar rendimientos financieros a largo plazo, para captar a esos inversores más sensibilizados con un impacto social positivo de sus inversiones.

Otros aspectos a considerar

Estos aspectos son algunos de los más frecuentes y relevantes que debemos considerar para elegir entre los cientos de fondos de inversión que podemos encontrar en el mercado.

Pero no son los únicos factores que pueden ayudarnos a tomar una decisión. Así, podríamos tener en cuenta otros datos como son los siguientes:

  • fecha de constitución del fondo. Por ejemplo, si es un fondo de reciente constitución o no, nos permitirá valorar la consistencia de los datos que proporcione el fondo.
  • tipo de divisa en que invierte. Normalmente las más usuales son eur o usd pero conocer este dato es importante para decidirse por un fondo u otro. Además, este dato nos da pistas sobre el riesgo del fondo.
  • clasificación del fondo de inversión.
  • inversión mínima.
  • domicilio. Si el fondo de inversión está domiciliado en España o bien en otro país puede ser interesante
  • fecha de publicación del valor liquidativo.
  • benchmark.
  • Liquidez del fondo. En ocasiones determinados fondos pueden no presentar liquidaciones diarias 

Conclusión

Dependerá de las características del inversor, de su perfil de riesgo y de sus objetivos de inversión darle más peso a unos aspectos u otros.

Esta es una guía simplificada que cualquier inversor novel debería tener en cuenta a la hora de decidirse por un fondo de inversión u otro y ayudarle a tomar sus propias conclusiones sin que la decisión se la marque el asesor o la entidad bancaria de turno.

Este blog y su contenido gira entorno a conceptos de finanzas personales, ahorro e inversión. Proporcionamos herramientas y consejos útiles para que mejores tu economía personal y logres alcanzar la calidad de vida que desees. No realizamos asesoramiento, ni recomendaciones concretas de contratación de productos, ni de realizar una inversión determinada. Los contenidos compartidos en este blog «mejoratueconomia.com» son meramente informativos. Lo hacemos con el objetivo de fomentar la educación financiera. Mejoratueconomia.com no asume ninguna responsabilidad por las decisiones tomadas sobre la base del contenido disponible en este sitio web.

Estos artículos también te pueden interesar:

1 comentario

  1. Enhorabuena por el artículo y el blog, realizáis análisis técnicos y en profundidad que están al alcance de la comprensión de todos, independientemente del nivel de conocimiento de, en este caso, inversiones. En este post se ve claramente, empezáis hablando de como elegir un fondo de inversión y continuáis hasta tocar indicadores técnicos como el Alfa de Jansen o hablando de ISR. Gran post, saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.